La unidad de baja visión se encarga de mejorar la calidad visual de los pacientes con agudezas visuales limitadas que no pueden ser tratadas con cirugía, fármacos, o con corrección óptica (gafas) habitual.

Las causas más frecuentes de baja visión son la degeneración macular asociada a la edad, miopía magna, retinopatía diabética y enfermedades corneales.

La posibilidad de leer, suele ser el deseo más común de los pacientes, pero también disminuir las molestias provocadas por el sol, realizar sudokus, ver la televisión, pasear sin miedo a caerse, y así, recuperar el ocio y la vida laboral si el paciente es asi lo requiere.

Una vez valoradas las posibilidades reales de mejora, el paciente podrá conocer los métodos, ópticos y no ópticos, que en su caso sean más adecuados. Además también se le enseñara a manejarlos y familiarizarse con ellos, por esta razón el paciente deberá acudir más de una vez al instituto.

Métodos ópticos

Filtros especiales de baja visión: son filtros que nos eliminan el espectro de la luz azul, que podía decirse que es la que genera el “ruido” visual, su eliminación mejora el deslumbramiento, la fotofobia, y mejora la adaptación en los cambios bruscos de luz.Alguno de ellos puede utilizarse incluso en conducción.

Microscopios: son gafas para visión cercana con lentes positivas superior a 4 dioptrias, que se colocan en uno o los dos ojos. Precisan una distancia de lectura más cercana de lo habitual.

Lupas: son las más conocidas, son eficaces para lectura de cosas puntuales: recibos, precios, pero no son lo más adecuado para la lectura más prolongada, por la incomodidad de la sujeción y porque en general disminuyen el campo visual.

También existe lupas electrónicas, que funcionan como una manual, pero además permiten capturar una frase, o palabras, a modo de foto y después analizarla a mayor aumento o diferente contraste.

Telemicroscopio: para ayuda a visión a dos metros y visión de cerca, se coloca sobre una gafa, y en un solo ojo.

Métodos no ópticos

Atriles: mejoran el confort en la lectura, sobre todo para aquellos que precisan lectura a distancia muy cercana.

Luz: el elemento externo que nos puede ayudar más a conseguir una mejor visión cercana.