Los tumores de los párpados son muy comunes y aparecen como irregularidades o bultos. Hay que diferenciar entre tumores benignos como lunares, papilomas, quistes y tumores malignos. En la mayoría de los casos se logra esta diferenciación con el biomicroscopio del oftalmólogo. Los tumores benignos se eliminan con una pequeña intervención. Los tumores malignos tienen que ser eliminados completamente de todas las capas anatómicas porque destrozan tejidos sanos y recurren si no son eliminados en sano. El tumor maligno palpebral más frequente es el epitelioma basocelular. Tiende a destrozar el parpado y los tejidos vecinos, pero no forma metástasis. Solamente el examen histopatológico puede asegurar que un tumor ha sido extraido por completo. Si esto queda dudoso, hay que efectuar una segunda resección.

 

Tratamientos
Cirugía Plástica y estética ocular: Dentro de la cirugía plástica ocular, distinguimos la cirugía estética de la cirugía reparadora. En cirugía estética, la intervención más conocida y extendida es la blefaroplastia, o eliminación de las bolsas de los párpados inferiores y exceso de piel en los superiores, y la ciliopexia o elevación de cejas. En la reparadora, se incluyen intervenciones como la corrección de la ptosis palpebral o caída de los párpados, y la corrección del ectropión o deformidad de los párpados hacia fuera.

Tumores Orbitarios: Los tumores orbitarios son poco frecuentes, y su manifestación clínica principal es la aparición de un exoftalmos unilateral de evolución lenta y progresiva (excepto determinados tumores infantiles que pueden ser bilaterales).

Evisceración de Globo ocular: Procedimiento mediante el cual se extrae el contenido del globo ocular, dejando la esclerótica y los músculos en su sitio. En general, la cavidad escleral vacía se rellena con un implante para compensar la pérdida de volumen inducida por la intervención.

Enucleación del Globo Ocular: Extirpación del globo ocular en su totalidad, para ello hay que cortar los músculos y el nervio óptico.

Blefaroplastia: Intervención reconstructiva de los párpados. Cirugía que tiene la finalidad de rejuvenecer la apariencia del rostro a través de la intervención de los párpados. Consiste en un procedimiento quirúrgico funcional o cosmético con la finalidad de remodelar el párpado superior o inferior eliminando y/o reposicionando exceso de tejido como así también reforzando los músculos y tendones circundantes.

Descompresión Orbitaria (Hipertiroidismo): Caracterizada por presentar cambios en los tejidos blandos orbitarios y periorbitarios debidos a un proceso inflamatorio, o a la consecuencia del mismo, y que se relaciona con alteraciones sistémicas de la glándula tiroides. Aparte de las alteraciones estéticas que ocasiona, los pacientes pueden presentar queratitis de repetición por exposición, visión doble, dolor retrobulbar, compresión del nervio óptico e incluso ceguera. La cirugía orbitaria es una importante herramienta para el control y curación de estos pacientes.

Dacriocistorrinostomía: Es el tratamiento quirúrgico del lagrimeo patológico. Intervención quirúrgica que consiste en comunicar las vías lagrimales con la parte posterior de las fosas nasales. Intervención quirúrgica en la que se procede a comunicar el saco lagrimal y el meato medio de la nariz.

Entropión: Borde del párpado dirigido hacia dentro. Es la inversión de los bordes de los párpados (generalmente el inferior) que hace que las pestañas se rocen con la superficie ocular Ectropión: Borde del párpado dirigido hacia fuera. Es la eversión de uno de los párpados, usualmente el inferior, de tal manera que la superficie interna queda expuesta

Sondaje lagrimal: Intervención quirúrgica para evitar la obstrucción lagrimal.

Ptosis Palpebral: “Caída del párpado”. Disminución de la hendidura palpebral. Nivel anormalmente bajo del párpado superior durante la mirada directa hacia adelante.

Tumores palpebrales y reconstrucción: Los tejidos de los párpados, y en especial la piel, pueden presentar tumores, cuya extirpación y reconstrucción requiere unas técnicas específicas de deslizamiento y/o el empleo de injertos. El objetivo no es solo la extirpación, sino también el mejor resultado estético y funcional.

Lagoftalmos (Parálisis faciales): Trastorno en el cual los párpados no pueden cerrarse completamente por algún proceso neurológico o muscular. Existen técnicas para mejorar el cierre del párpado y proteger al globo ocular.